Sin sufrir de más, Saprissa dominó a la Tromba

Ronchetti celebra con sus compañeros la primera anotación del encuentro. Foto: Steban Castro

En el regreso a su casa, la temida ‘Cueva del Monstruo’, el Saprissa hizo valer esa condición de local para imponerse a un aguerrido conjunto limonense por 2 a 1 en la fecha 5 del Campeonato de Verano 2017.

Con goles de Fabrizio Ronchetti y Jaikel Medina, el cuadro morado se llevó los tres puntos a pesar de no haber hecho un gran partido, pero que también se reflejó el regreso de uno de los jugadores más emblemáticos en la última década, el delantero Álvaro Saborío.

El dominio que impusieron los tibaseños fue notable desde el inicio, haciendo suya la pelota en casi todo el terreno de juego, y tratando de explotar la astucia de un goleador nato como Saborío.

Aun así, en el amanecer del juego, apenas a los 9 minutos, se abrió el cerrojo caribeño, cuando en una jugada de tiro de esquina por la derecha, cobrado por Marvin Angulo, el balón quedó suelto y en una disputa limpia entre Ronchetti y el arquero Dexter Lewis, fue el jugador saprissista quien llegaría antes para hacer gritar a los aficionados.

Esa anotación vendría acompañada de otro grito de gol al minuto 20, pues en otro cobro de tiro de esquina, pero esta vez por el costado izquierdo, Daniel Colindres le puso un pase preciso y medido a Jaikel Medina que llegó completamente solo para definir con la pierna zurda y aumentar la ventaja.

Jaikel Medina la firmó de derecha luego de robar la espalda a dos defensores. Foto: Steban Castro

A partir de ese momento, el ritmo del juego cayó bastante, con un Saprissa que no propuso más que un par de intentos de encontrar a su hijo pródigo, pero sin resultados.

Esa misma pasividad, Limón se la cobró al minuto 37 de la etapa inicial, cuando en un contragolpe bien pensado, el experimentado delantero Erick Scott sacó un pase medido al pie de Greivin Méndez, y este remató de manera muy potente a ras de suelo para descontar.

Greivin Méndez por izquierda selló la pizarra final con potente remate. Foto: Steban Castro

En la segunda mitad, fue un poco más de lo mismo, algunas llegadas pero sin algún peligro a alguno de los marcos, pero sin duda la emoción fue cuando Saborío salió aplaudido por su gente cuando abandonó el campo al minuto 73 y en su lugar ingresó el panameño Rolando Blackburn.

Así, los saprissistas se colocan en la tercera casilla con 9 unidades en 5 juegos, y Limón se quedó en la quinta casilla con 7 puntos en la misma cantidad de encuentros.

Los morados tendrán una dura batalla el próximo sábado cuando visiten un campo que se les ha hecho muy hostil y complicado de triunfar, el Eladio Rosabal Cordero en una edición más del “Clásico del Buen Fútbol”, contra el Herediano, a las 8 p.m.

Por su parte, la “Tromba” recibirá en el Juan Gobán a Carmelita, el domingo a las 3 p.m. en el que será un interesante duelo, no solo por demostrar quién se puede quedar en la máxima categoría, sino también para poder afianzarse en la parte alta del campeonato.

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry